Las hojas no caen, se sueltan. José María Toro.

Siempre me ha parecido espectacular la caída de una hoja. Ahora, sin embargo, me doy cuenta que ninguna hoja “se cae” sino que llegado el escenario del otoño inicia la danza maravillosa del soltarse. Cada hoja que se suelta es una invitación a nuestra predisposición al desprendimiento. Las hojas no caen, se desprenden en un … Read more…

LinkedInShare

Límite Liberador. Benjamín González Buelta S.J

Mi límite acogido me libera de la imposible tarea de alcanzar la perfección de centímetros y leyes. Mi ambigüedad que todo lo impregna me libera de la ingenuidad en mis relaciones y proyectos. Mi pecado perdonado me libera del orgullo que levanta el corazón y la mirada por encima de todas las cabezas. Mi fragilidad … Read more…

LinkedInShare